Vitamina C reduce la presión arterial, mejora la función vascular para bajar el riesgo de infarto y derrame cerebral

Loading...
Presión alta, incluso antes de que es diagnosticada clínicamente como hipertensión, es un factor de riesgo significativo para la enfermedad cardíaca y derrame cerebral. Elevaciones de sólo 3 a 5 milímetros de mercurio pueden elevar dramáticamente el riesgo de un infarto fatal o eventos cerebrovasculares. Casi 30 por ciento de adultos estadounidenses tienen presión alta o hipertensión que los pone en mayor riesgo de progresión de la enfermedad.
Investigadores de Johns Hopkins University School of Medicine, han publicado el resultado de un estudio que muestra la importancia de vitamina C suplementaria para bajar la presión arterial en el American Journal of Clinical Nutrition. El autor principal del estudio, Dr. Peter R. Miller comentó “nuestra investigación sugiere una modesta reducción en presión arterial con la suplementación de vitamina C,” observando que tomando vitamina C en dosis más altas de que es sugerido por la exigencia diaria recomendada, reduce la presión arterial suficiente para disminuir el riesgo de un infarto o un derrame cerebral.
El estudio incluyó un metanálisis de 29 aleatorios, controlados y publicados ensayos clínicos que reportaron valores de presión arterial sistólica o diastólica y también en comparación con el consumo de vitamina C con un placebo. Muchos expertos en nutrición creen que grandes cantidades de vitamina C, un micro-nutriente esencial que se encuentran principalmente en frutas y verduras, podrá disminuir la presión arterial, pero ha faltado un estudio formal para probar esta hipótesis.
Suplementación de vitamina C reduce eficazmente la presión arterial para prevenir el derrame cerebral y enfermedad cardíaca
Los investigadores encontraron que tomando un promedio de 500 miligramos de vitamina C diariamente, cinco veces del recomendado requerimiento diario, redujo la presión arterial por 3.84 milímetros de mercurio en el corto plazo. Entre aquellos diagnosticados con hipertensión arterial, la caída fue casi de cinco milímetros de mercurio. Mientras que estos resultados no suenan dramáticos, pueden ser suficiente para disminuir considerablemente riesgos cardiovasculares y de derrame cerebral para los millones de adultos diagnosticados con hipertensión leve.
Dr. Miller concluyó que “Aunque nuestra revisión encontró sólo un impacto moderado en la presión arterial, si toda la población de los Estados Unidos redujera la presión arterial por tres milímetros de mercurio, habría muchos menos derrames cerebrales.” El equipo observó que el efecto de la suplementación de vitamina C, lo cual disminuye la presión arterial, probablemente es debido a los efectos biológicos y fisiológicos de los nutrientes. La vitamina C actúa como un diurético, causando a los riñones a eliminar más agua y sodio del cuerpo, lo cual ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos, reduciendo la presión arterial.
Vitamina C también mejora la función endotelial esencial de las delicadas paredes arteriales, eficazmente restaurando elasticidad y arreglando pequeñas grietas en los vasos sanguíneos que conducen a la formación de placa arterial. La mayoría de expertos de nutrición recomienda hasta tres gramos de suplementación de vitamina C por día para una protección óptima de hipertensión, enfermedad cardiovascular y derrame cerebral.
Loading...
Loading...

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDNOTCIA © 2018-2019

To Top