Para lograrlo, aquí te presentamos algunas mascarillas naturales que te ayudarán a lucir esa piel que siempre has soñado:

– Mascarilla de DURAZNO: Para prepararla necesitas un DURAZNO maduro, cuatro cucharadas de yogur natural y una cucharadita de fécula de maíz. Comienza quitando el hueso al melocotón y licúalo junto con el yogur y la fécula de maíz hasta lograr una pasta consistente. Aplícala sobre la cara y el cuello y déjala actuar durante quince minutos. Después, aclárate con agua tibia tirando a fresca.
– Mascarilla de papaya y piña: Necesitarás media taza de papaya madura, media taza de piña y una cucharada de miel. Comienza haciendo puré la pulpa de la papaya y después trocea y desmenuza la piña y hazla puré también. Mezcla ambas y añade la miel hasta lograr una mezcla homogénea. Aplícala durante quince minutos y sigue el mismo procedimiento que en el caso anterior, asegurándote de eliminar bien todos los restos de la mascarilla.
– Mascarilla de manzana: Necesitas Media manzana hecha puré, un huevo, harina de trigo y una taza de yogurt natural y sin azúcar. Mezcla todos los ingredientes y aplícala sobre tu rostro, retirándola a los veinte minutos con agua tibia. Esta mascarilla está especialmente indicada para la piel normal.
– Mascarilla de avena: Mezcla Medio vaso de yogurt natural con tres cucharadas de avena y aplica la mezcla sobre el cutis. Déjala actuar durante veinte minutos y aclárate el rostro. Esta mascarilla es perfecta para la piel con acné.