Gimnasia facial, ¡qué descubrimiento!

Loading...
Muchas veces no nos damos cuenta de lo importante que es mantener nuestro rostro joven, y es que una mirada, una expresión de nuestra cara dice mucho de como somos.

No hay que esperar a que tengamos arruguitas, lineas de expresión o la piel envejecida para empezar a cuidarla, porque siempre será mucho más fácil cuidar nuestro rostro poniendo remedio antes de verle envejecer sin hacer nada.
Hoy tengo para vosotras unos sencillos ejercicios que practicándolos unas 3 veces por semana, pueden ayudarnos y mucho.
Un método terapéutico, que se basa en el trabajo muscular, ejercitando la musculatura del rostro. Con los ejercicios faciales, se tonifica el rostro, mejora el aspecto del mismo y tiene un efecto lifting en la piel. Además conseguiremos reducir la flacidez y distensión, manteniendo los músculos firmes y elásticos.
Empezamos ¿verdad? Empezaremos de arriba a abajo de nuestro rostro. Desde las orejas, con un masaje alrededor de las mismas, incluyendo los lóbulos con los dedos índice y pulgar. Seguiremos por la zona de la frente, presionando las cejas con las yemas de los dedos, y presionando hacia dentro y abajo sin estirar la piel. Es muy importante subir y bajar las cejas mientras realizamos la presión, y lo hacemos 10 veces sin dejar de presionar.
Para evitar que nuestros ojos tengan bolsas y ojeras, cerraremos los ojos con el párpado inferior sin mover el superior y sin fruncir el ceño. Lo haremos 15 veces muy despacito. En la última vez, contamos 15 segundos con el párpado subido y después lo relajamos.
Otro truco más es apoyar los dedos en las sienes y cerrar los párpados con fuerza. Relaja y repite este mismo ejercicio 5 veces. Después mira lo más lejos posible hacia arriba, abajo, derecha e izquierda y repetir 5 veces este ejercicio completo. Para terminar cierra los ojos y procura relajarlos.
Para eliminar las arrugas de los labios y conseguir unos labios más gorditos, pondremos las manos cerradas en puño y mirando hacia la encía ponemos las manos en la boca. Los dedos de las manos han de estar entre el labio superior y la encía. En ese momento presionamos los labios hacia los dedos y al revés. Hacemos unas 15 presiones y relajaciones y mantenemos durante 15 segundos en la última, antes de relajar la zona.
Completaremos este ejercicio abriendo la boca al máximo y moviendo la mandíbula inferior sacándola y metiéndola alternativamente. Después torceremos los labios hacia la derecha, hasta que tire el carrillo izquierdo. Realizar la misma operación hacia el lado izquierdo.
Otro ejercicio es poner los mofletes y los labios como si fueras a soplar, haciendo fuerza con los labios sin moverlos y mantener durante 10 segundos la presión.
Por último abriremos la boca lo máximo posible como si fuéramos a gritar y así forzaremos todos los músculos que rodean nuestros labios.
Para la papada dejaremos los hombros relajados y levantaremos la barbilla colocando los dedos en los músculos de la mandíbula. Después desplazaremos el maxilar inferior hacia delante durante unos 7 segundos y relajaremos la zona.
Es fácil ¿verdad? Pues con estos sencillos gestos conseguiremos una piel más joven y sin descolgamientos.

Loading...
Loading...

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDNOTCIA © 2018-2019

To Top