Constante….con la belleza

Loading...

La importancia de ser constantes, algo que no tod@s  conseguimos con gran facilidad, comenté lo difícil que es la constancia si no se tiene un objetivo. De hecho, la excepción no es no ser constante…sino serlo. La mayoría de nosotr@s empezamos nuestras rutina de belleza muy motivad@s e ilusionad@s, pero, al cabo de un tiempo, abandonamos.Esto último no quiere decir que debamos aferrarnos a aquello de “mal de muchos, consuelo de tontos”.
Y menos en un tema como la belleza y el cuidado corporal, algo que siempre (repito: siempre) requiere de constancia por nuestra parte para poder ver resultados.

Pero muchas veces, nos vamos a dormir sin lavarnos los dientes o desmaquillarnos, o abandonamos el gimnasio después de un par de meses (justo cuando empezamos a sentirnos mejor); o nos proponemos una rutina de belleza diaria que, luego, no cumplimos…por pereza, o por andar demasiado ocupadas (ésa es la excusa que damos, aunque, en el fondo, sepamos que no es cierta), o por olvidarnos de nuestro propósito inicial.

Una técnica eficaz para ser constante con el tema de la belleza consiste en definir adónde queremos llegar y, luego, buscar imágenes que nos recuerden constantemente nuestro objetivo.

Por ejemplo: ¿Quieres conseguir una piel de porcelana, pero te cuesta seguir tu rutina de cremas y cuidados faciales? Busca (en internet, revistas, etc) una foto de cualquier persona que tenga una piel envidiable, y guárdala en un lugar a la vista o fácilmente accesible para ti. ¿Deseas unos rizos perfectos, pero te da una pereza horrible usar mascarilla? Busca la foto del pelo que querrías conseguir.

¿Te gustaría usar sólo maquillaje ecológico? En este caso (y aunque no sea tan agradable…pero te garantizo que es casi infalible) busca una foto que muestre experimentación con animales, y que te recuerde el sufrimiento que éstos padecen a costa de usar cierto tipo de productos. Cada vez que te sientas tentada de usar un producto no-ecológico, la imagen te frenará.

Loading...

Y, así, con todo: busca fotos del tipo de cuerpo que desees tener una vez hayas ido al gimnasio, las uñas perfectas que querrás llevar una vez hayas dejado de morderte las tuyas, etc.
Puedes crear un álbum con todas las fotos y verlo una o dos veces cada día, para manternerte “en la línea” de la motivación. Además, es muy divertido hacerlo 😉

O, si lo deseas, cuelga algunas fotos en tu espejo.

Pongamos un ejemplo. Supongamos que siempre te olvidas de lavarte los dientes, o te da pereza hacerlo por las noches. Pues ¡qué mejor que una foto de una sonrisa blanca y perfecta colgada en tu espejo, que te recuerde tu objetivo cada noche antes de irte a dormir! De esta forma, nunca te olvidarás de hacerlo y, en caso de que te sientas tentada de “pasar” por un día…no vas a poder: ¡tu conciencia no va a dejarte!
Puedes acompañar las fotos (tanto en el espejo como en el álbum) con notas que contengan frases motivadoras; por ejemplo, “Voy a tener una sonrisa radiante”, o “Si quiero tener esta sonrisa, no debo olvidar lavarme los dientes cada día”.

Ya sabes lo que dicen: una imagen vale más que mil palabras.

El cerebro reacciona antes a las imágenes que a toda la charla mental que puedas tener contigo mism@ sobre “debería hacer esto” o “no debería olvidar lo otro”…
Además, una vez tengas las imágenes muy vistas y hayan quedado grabadas en tu mente, vendrán a tu memoria aunque no las tengas delante en ese momento; como el cerebro no distingue fantasía de realidad en ese aspecto, tendrás la misma sensación y reacción que experimentarías si realmente estuvieses viendo la foto en ese momento.

Así que… ya no tienen excusa para no ser constante 😉

Loading...
Loading...

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDNOTCIA © 2018-2019

To Top