Absceso Dental Tratamientos Naturales

Loading...

Un absceso dental es un término común usado para describir una infección en la raíz de un diente o entre un diente y las encías. Por lo general es causada por una bacteria que entra en el diente ya sea a través de una cavidad dental o grieta y se extiende por todo el camino hasta la punta de la raíz. Esto conduce a dolor, inflamación y bolsas de pus.

En la mayoría de los casos, un absceso dental es causado por caries severa o enfermedad de las encías (gingivitis). Además, la mala higiene dental y una dieta alta en azúcar, carbohidratos y alimentos pegajosos incrementan el riesgo de desarrollar este problema.

Absceso dental tratamientos naturales

Un dolor punzante y agudo de muelas es un síntoma común de un absceso dental. Otros signos y síntomas incluyen dolor al masticar los alimentos, el aumento de la sensibilidad a la comida caliente o fría y la bebida, el cambio en los sentidos del gusto, el mal aliento, hinchazón en la mejilla, encías rojas y doloridas, dificultad para abrir la boca, dificultad para tragar alimentos, ganglios linfáticos inflamados debajo de la mandíbula, fiebre y malestar general.

Absceso Dental Tratamientos Naturales

Si no se trata, la infección puede extenderse al hueso que soporta el diente y puede resultar en severas complicaciones potencialmente graves. Incluso si los absceso se rompen y se produce una reducción significativa en el dolor, todavía necesitará tratamiento dental.

A veces, como resultado de la infección, la pulpa en la raíz del diente muere, reduciendo así el dolor. Esto, sin embargo, no significa que la infección se haya curado, ya que todavía continuará extendiéndose y destruyendo el tejido.

Si observas signos de un absceso dental, consulta a un dentista tan pronto como sea posible, ya que no va a mejorar por sí solo. Como tratamiento complementario, también puedes probar algunos tratamientos naturales para ayudar a combatir la infección y aliviar los síntomas.

Aquí están los mejores tratamientos naturales para un absceso dental

Ajo

El ajo tiene propiedades antibióticas anti-inflamatorias y naturales que hacen que sea altamente eficaz para el tratamiento de un absceso dental. Ayuda a aliviar el dolor y prevenir la propagación de la infección.

* Pon un diente de ajo fresco en tu boca y aplasta con los dientes. Mastica hasta que el dolor disminuya. Escupe y enjuaga la boca con agua tibia. Para reducir el olor residual, puedes agregar unas gotas de aceite de clavo en el agua tibia.

* Otra opción es mezclar ½ cucharadita de polvo de ajo con una pizca de sal de mesa y aplicarlo directamente sobre el diente afectado. Deja reposar durante 10 minutos, luego enjuaga la boca con enjuague bucal.

* También puedes frotar aceite de ajo en el diente afectado.

Repite cualquiera de estos remedios 3 o 4 veces al día durante unas semanas.

Aceite de coco

El aceite de coco, una antigua práctica ayurvédica, también puede ser utilizado para tratar un absceso dental o dolor en las encías. Esta antigua práctica ayuda a reducir la cantidad de bacterias presentes en la boca. Ayuda a sacar las toxinas de la boca y, de hecho, todo el cuerpo, que promueve la salud oral y general.

* Pon 1 cucharada de aceite de coco virgen extra en la boca.

* Haz buches con el aceite en el interior de la boca durante al menos 15 minutos. No lo tragues.

* Después de 15 minutos, escupe y enjuaga la boca con agua tibia.

Repite el proceso dos veces al día durante un mes aproximadamente para obtener resultados positivos.

Nota: Haz esto con el estómago vacío.

Clavo de olor

El clavo es uno de los mejores remedios para cualquier tipo de problema dental, incluyendo un absceso dental. Tiene propiedades antisépticas, analgésicas y antibacterianas que ayudan a aliviar el dolor de muelas, la inflamación y el dolor en las encías.

* Humedece un bastoncillo de algodón en aceite de clavo y mantenlo en la zona dolorida durante unos minutos.

* Otra opción es colocar un clavo entero entre el diente infectado y la mejilla. Mastica de vez en cuando para liberar su jugo. Deja que el jugo permanezca en la boca durante al menos 30 minutos. Luego enjuaga la boca con agua tibia.

Bolsa de té negro

Una bolsa de té negro es otro buen remedio casero para un absceso dental. Tiene taninos que ayudan a reducir el dolor y la inflamación. Además, contiene antioxidantes que ayudan a combatir la infección y promover la buena salud oral.

* Remoja una bolsa de té negro en agua caliente durante unos minutos.

* Retira del agua, escurre y pon la bolsa de té en el diente afectado.

* Déjalo durante unas horas o toda la noche.

* Enjuaga la boca con una solución de agua tibia con sal.

Loading...

* Repite una vez al día durante un par de semanas.

Peróxido de hidrógeno o agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno tiene propiedades desinfectantes y antibacterianas que ayudan a matar las bacterias que causan un absceso dental. También ayuda a reducir la inflamación y el dolor. Además, ayuda a deshacerse de los dientes amarillos. Para la salud oral utiliza una solución de peróxido de hidrógeno al 3 por ciento solamente.

* Mezcla 2 cucharaditas de peróxido de hidrógeno con 1 cucharada de agua tibia. Usa esta solución para enjuagar la boca y escupe completamente. Sigue este remedio 3 veces a la semana.

* Otra opción es mezclar 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con peróxido de hidrógeno suficiente para hacer una pasta. Aplica esta pasta sobre la zona afectada durante un par de minutos y luego enjuaga la boca con agua tibia. Sigue este remedio un par de veces a la semana.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otro remedio casero muy eficaz para un absceso dental. Tiene propiedades antiinflamatorias y desinfectantes que ayudan a reducir el dolor y la inflamación.

* Vierte 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana crudo sin filtrar en la boca durante unos minutos. Escúpelo completamente, asegurándote de no tragar. Enjuaga la boca con agua tibia. Repite este proceso varias veces al día.

* Otra opción es mezclar 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana crudo sin filtrar en un vaso de agua y bebe dos veces al día.

Agua salada

La sal tiene propiedades antisépticas y antibacterianas que pueden ayudar a reducir la inflamación, aliviar el dolor, eliminar cualquier infección y prevenir el crecimiento de bacterias en la boca.

* Añade 1 cucharadita de sal a un vaso de agua tibia. Mezcla hasta que la sal se disuelva completamente.

* Enjuaga la boca con esta solución.

* Haz esto 2 o 3 veces al día para eliminar la infección y reducir el malestar y el dolor.

Cúrcuma

Como la cúrcuma es rica en propiedades antibióticas, antisépticas y antiinflamatorias, puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación causada por un absceso dental. También promueve la salud oral.

* Mezcla 1 cucharadita de cúrcuma en polvo con un poco de agua para hacer una pasta. Después de cepillarte los dientes, aplica la pasta directamente sobre la zona afectada. Deja reposar durante 15 a 20 minutos, luego enjuaga con agua tibia.

* Otra opción es mezclar 1 cucharadita de sal y ½ cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de agua tibia. Úsalo para enjuagarte la boca un par de veces al día.

* También puedes mezclar ¼ de cucharadita de cúrcuma en polvo con 1 cucharadita de aceite de oliva o mostaza. Aplica esta mezcla sobre la zona afectada. Deja reposar durante 15 minutos antes de enjuagar la boca con agua tibia.

Repite cualquiera de estos remedios un par de veces al día.

Aceite de orégano

El aceite de orégano contiene propiedades antibacterianas y antioxidantes, por lo que es un buen remedio para un absceso dental. También aumenta la inmunidad y ayuda a combatir las infecciones de los dientes y acelerar el proceso de curación.

* Aplica unas gotas de aceite de orégano directamente sobre el diente y la encía afectada y deja durante 15 minutos como mínimo.

* Prepara un enjuague bucal mezclando de 3 a 5 gotas de aceite de orégano en ¼ de taza de agua tibia. Haz buches con esta solución durante unos 10 minutos, luego escupe por completo.

Repite cualquiera de estos remedios 3 o 4 veces al día.

Aceite de menta

El aceite de menta funciona como un milagro cuando se trata de dolor debido a un absceso dental. Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que ayudan a reducir la inflamación, así como a prevenir la propagación de la infección.

* Frota unas cuantas gotas de aceite de menta en la zona afectada con los dedos durante un par de minutos.

* Otra opción es extraer el jugo de menta fresca de las hojas y aplicarlo sobre el diente afectado.

Sigue cualquiera de estos remedios un par de veces al día.

Consejos adicionales

* Aplica una compresa fría en la mejilla, cerca del dolor de muelas durante unos minutos para conseguir el alivio del dolor.

* Bebe medio vaso de jugo de pasto de trigo al día con el estómago vacío para obtener alivio de los malestares del absceso dental.

* Cepilla los dientes y pasa hilo dental dos veces al día.

* Siempre use pasta de dientes que contenga flúor para reducir el riesgo de desarrollar un absceso dental.

* Usa un enjuague bucal antimicrobiano que enjuague la boca correctamente para prevenir la infección.

* Cambia el cepillo de dientes cada 3 a 4 meses para asegurar la limpieza adecuada de los dientes.

* Deja de usar tabaco y deja de fumar.

* Limita el consumo de elementos azucarados y enjuaga bien la boca después de comerlos.

* Cuando se sufre de un dolor de dientes o infección, evitar la cafeína.

* Sigue una dieta saludable.

* Visita a tu dentista para chequeos regulares y limpiezas profesionales

Loading...
Loading...

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

SALUDNOTCIA © 2018-2019

To Top